Milán, Historia Milán, Duomo, Giuseppe Verdi, Mediolanum Guia de Milán

Historia

Los orígenes de la ciudad se remontan al 400 a.C cuando los galos se asentaron en las llanuras del río Po, después de derrotar a los etruscos, ya en declive. Cuando la ciudad fue conquistada por los romanos en el año 222 a.C la llamaron Mediolanum, convirtiéndose en una colonia latina en el año 89 a.C. A lo largo de los años, Mediolanum sería denominada como Roma secunda dada su posición estratégica. Tras el 313, año en el que el emperador Constantino publicó el edicto de tolerancia hacia el cristianismo, se construyeron muchas iglesias, además de elegirse el primer obispo de la ciudad, Ambrosio.

Tiempo en Milan
De 1200 en adelante, Milán se convirtió en una ciudad cada vez más importante. Se ampliaron las murallas y se construyeron nuevos edificios. La familia Visconti llegó al poder en 1300 y provocó un prolongado período de esplendor y riqueza. Se construyeron nuevos monumentos, como el famoso Duomo, en 1386, que pronto se convirtió en el símbolo de Milán. Tras los Visconti llegaron los Sforza, que lograron traer la paz tras muchos años de guerra con Venecia y Florencia. Bajo el ducado de los Sforza, se desarrollaron en la ciudad las artes y las ciencias, con la presencia de grandes artistas, como Leonardo da Vinci.

Cuando Carlos V llegó al trono en 1535 se inició un período de casi dos siglos de dominación española. A principios del siglo XVIII, los austríacos llegaron a Milán, surgiendo de nuevo un importante período cultural. Se construyó el famoso teatro de la Scala, donde hizo su debut Giuseppe Verdi, y se construyeron otros edificios de estilo neoclásico. En 1859 los austríacos fueron expulsados de la ciudad y Milán fue anexionada al reino del Piamonte, que más tarde se convertiría en el reino de Italia en 1861. Milán fue elegida rápidamente como la capital cultural italiana, manteniendo dicho título hasta nuestros días.